viernes, 12 de noviembre de 2010

ADOLESCENCIA EN NIÑOS CON S.DOWN.

Adolescencia: Sindrome  de  Down
Problemas Psiquiátricos:
Durante los últimos años se ha visto ha un cierto numero de personas con Síndrome de Down que padecían
alteraciones psiquiátricas como depresión y problemas de conducta y de adaptación. Algunos jóvenes con este
Síndrome han tenido reacciones de intensa tristeza después de sufrir una gran desgracia. Cuando un
adolescente no es capaz de reponerse después de soportar una tensión clara e identificable, puede surgir un
problema de adaptación. Aunque son raras las descripciones sobre estos problemas en las personas con
Síndrome de Down, principalmente las grandes depresiones, se han observado que ocurren con más
frecuencia de lo que se había suponido anteriormente. Una vez hecho el diagnostico del problema
psiquiátrico, se deberá aplicar un asesoramiento y un tratamiento específicos.
Enfermedad de Alzheimer:
Otra situación que merece una atención especial en los adultos está relacionada con su proceso de
envejecimiento. Existen muchos trabajos en los que se cita el incremento de los casos de enfermedad de
Alzheimer en los adultos con Síndrome de Down aunque los cerebros de lasa personas con Síndrome de
Down a partir de los 40 años a mostrado las alteraciones que se observan, por lo general, en todos los adultos
con la enfermedad de Alzheimer, no se puede decir categóricamente que esta enfermedad este presente en
todos los adultos con Síndrome de Down
Numerosos trabajos en este campo indican que muchos adultos con
Síndrome de Down son tan normales como otras personas deficientes, y casi nunca dan muestra de los
cambios de personalidad o de los problemas psicológicos que se observan en los que tienen la enfermedad de
Alzheimer. Se ha calculado que cerca de un 15 a un 25% de lasa personas mayores con Síndrome de Down
presentan las primeras señales de la enfermedad de Alzheimer.
Como conclusión de esta parte del trabajo podemos decir que las personas con Síndrome de Down pueden
presentar numerosos problemas de tipo médico y con mayor frecuencia que las que no la tienen. Pero muchos
jóvenes no experimentan ninguna de estas alteraciones y suelen gozar de una salud perfecta. No obstante, es
importante que se sometan con regularidad al reconocimiento de su médico y de su dentista, y se les realicen
algunas pruebas diagnosticas. Por ejemplo, es muy importante que se les hagan reconocimientos de audición,
de la vista, de la función tiroidea, radiografías de cuello y, si se considera necesario, otras pruebas de
reconocimiento que señalen a tiempo determinados problemas de salud, con el fin que pueda comenzarse en
seguida el tratamiento indicado. La calidad de vida de las personas con Síndrome de Down mejorará y su
contribución a la sociedad será más autentica si se les proporcionan buenos servicios médicos, capaces de
favorecer su bienestar en todos los campos de la actividad humana.
 
 
ETAPAS QUE PASAN LOS PADRES QUE TIENEN HIJOS CON SÍNDROME DE DOWN.
 
Confusión : Los padres pueden experimentar confusión acerca de que es lo que su hijo tiene mal. Pueden
encontrar difícil el entender y asimilar la información que se les da.
Negación : Los padres pueden enfrentar la información que le brindan los profesionales acerca de su hijo
negando su valides y buscando otras opiniones o nuevas curas, o asiendo como si nada realmente fuera
diferente (haciéndose los locos).
Regateo : Algunos padres pueden hasta discutir con las personas que les brindaron la información acerca de
su hijo. Esto puede incluir expresiones de ira y presión o exigencias a los profesionales o a los miembros de la
familia, para que hagan sacrificios desproporcionados.
Depresión : Algunos padres pueden volverse tristes y retraídos al saber las incapacidades de su hijo, esta
tristeza puede estar a la vista o encubierta.
Culpabilidad : Los padres se culpan unos a otros por el problema de su hijo, pudiendo llegar a la separación.
Asumición : Los padres asumen el problema que tiene su hijo y se dirigen a los centros de ayuda.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada